¿Conspiración del destino o coincidencia? Jaque mate al Cáncer de mama

Ayer me hallé ante una de estas cadenas de coincidencias que te arrastran a la sospecha de que en esta vida, las cartas están echadas…

jaque mate al orgasmo nocturno

Al levantarme este martes 18 de octubre y prepararme el  zumo de limón con jengibre me di cuenta de que el último blíster de mi pastilla del Cáncer de mama (tamoxifeno) estaba vacío.

“Era justamente la semana del día contra el Cáncer de mama y yo, ¿me quedaba sin la pastilla preventiva? “Demasiadas cosas en la cabeza, pequeña”, me amonesté suavemente.

Cogí la receta de la SS (sin ella no me sirven el medicamento) y la metí en el trolley de trabajo junto con el portátil y los expedientes planificados para aquel día. Tomé el bus Sitges-Barcelona y me dirigí a la plaza Urquinaona para tomar  la L4 del metro y acudir a mi primera cita laboral. A punto estaba de bajar las escaleras de la estación cuando vi una farmacia enfrente y me acordé de la pastilla. Iba justa de tiempo pero no pueden pasar más de 24 horas entre una toma y la otra y decidí atravesar la calle.

Era una farmacia pequeña y acogedora, ordenada y luminosa y  mientras esperaba el turno observé que algunos productos con el frasco o la etiqueta en color rosa se promocionaban aportando parte de la venta a la investigación del Cáncer de mama. Me gustó aquella implicación voluntaria y mi interés se centró en las promotoras de la iniciativa.

Tres mujeres jóvenes, arregladas, pulcras y discretas despachaban tras un par de tableros que no marcaban en absoluto la frontera usual con el resto de la tienda. Más bien, eran una prolongación de las estanterías, repletos de productos y de folletos informativos.

Cuando una de ellas quedó libre la saludé y le entregué la receta indicando que solo necesitaba el Tamoxifeno. Me miró y sonrió. Desapareció al interior de la tienda y volvió con la cajita. Fue entonces cuando me di cuenta de que la caja era blanca con dos franjas de tonalidades… rosas y me salió del alma hacer el comentario. Las cuatro nos reímos y entonces conté mi historia. Llevaba un ejemplar de mi novela “Jaque mate al orgasmo nocturno” y se lo mostré, explicándole que su venta iba íntegramente destinada a la fundació Amics del Clinic de Barcelona para la investigación de la enfermedad. Alejandra, la gerente, se interesó y me mostró unas pulseritas de color rosa con un corazón plateado, muy finas, creadas por una clienta que destinaba parte de su venta a la misma causa. En minutos creció entre nosotras un lazo tan rosa y cálido como el símbolo que durante esta semana ondea en el ambiente. Tímidamente se ofreció a ponerme un lacito rosa con imperdible de los que tenía en un pequeño cuenco de mimbre. Por supuesto accedí y mientras lo insertaba en la solapa de mi chaqueta, me proponía que al año siguiente le dejara  algunos ejemplares de la novela en la farmacia y unir fuerzas. Así quedamos, nos despedimos con animosa complicidad y me fui.

Había destinado más tiempo del previsto charlando con ellas y no pude despachar todo lo que tenía previsto para aquel martes. Por ese motivo, al día siguiente debía repetir parte de la ruta y al levantarme pensé: “¿Y por qué esperar un año?”. Cogí tres ejemplares de “Jaque mate al orgasmo nocturno”, los metí en el trolley y con el lacito rosa en la solapa del chaleco de un traje chaqueta de pata de gallo y un gran foulard rosa, tomé el bus y me dirigí a la farmacia.

Era miércoles 19 de octubre, el día contra el Cáncer de mama.

jaque mate al orgasmo nocturnoCuando me vieron, me recibieron con cariño, nos hicimos fotos, compartimos teléfonos de contacto y páginas de Facebook y, por supuesto, les dejé los tres ejemplares de la novela.

Ahora, Farmacia Urquinaona y “Jaque mate al orgasmo nocturno” compartimos un proyecto en común y si alguno/a de vosotros/as desea contribuir en la mejora del Cáncer de mama y a la vez leerme, podéis adquirir un ejemplar en Farmacia Urquinaona, plaza Urquinaona, 8, Barcelona. Los 15 euros van íntegramente destinados a la investigación de la enfermedad y, por descontado, os dedico el ejemplar a nivel personal.

Agradecida de antemano por vuestro apoyo

Carme Barba

2 comentarios de “¿Conspiración del destino o coincidencia? Jaque mate al Cáncer de mama

  1. Carma, muchas gracias por este precioso mini relato y la calidez de las palabras con las que nos has descrito.
    Lo más gratificante es poder conectar con personas que, como tú, nos sirven de inspiración para así sumar esfuerzos y poder avanzar en esta batalla contra el Cáncer.
    Un abrazo

    • Imposible escribir sin sentir, Alejandra. Cuando entré en farmacia Urquinaona algo me advirtió de que no había sido casualidad. Las oportunidades no se pierden porque otros las aprovechan y yo no estoy dispuesta a perder esta colaboración que acaba de empezar.
      Abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *