Amor y sexo no van de la mano. Erótica 2016

Amor y sexoHay historias de amor y sexo para no dormir y otras para no repetir.
Hay historias llenas de sensualidad que mejor no contar y otras que desearía no acabar.
En tu caso, no sé por cuál empezar, no me vaya a equivocar…

 

Te pienso y sin ser invitada la humedad avanza decidida y cortejada.

Flirtea con una libido de miras abiertas, pretendiendo prosperar hasta llegar a tu altar.

Con la crisálida en plena mutación, percibo tu implacable violación.

En mi seno, marcas terreno. Es tu forma de someter mi corazón y de adueñarte de mi razón.

Te imagino la punta tersa resbalando entre el satén de mis labios expectantes a tu presión, atentos al instante de la invasión.

Me arrastra la madurez de tu sexo mientras el mío se licua al sentirse besado y penetrado.

Entra en juego el quiero y no puedo y, el “no lo des todo aun” se querella con el “déjate llevar y disfruta, ¿para qué esperar…?”

En menos de un susurro paso de ser fémina seducida a mujer invadida.Amor y sexo no van de la mano

La mirada ida, los ojos cerrados; el tímido gemido saliendo de una boca ardiente buscándote el  miembro al igual que se busca una teta caliente.

Bocas ávidas de deseo durante demasiado tiempo alejadas y largo tiempo codiciadas.

Palabras que invitan a una masturbación verbal. Gestos que masturban sin hablar.

Se te escapa un azote en la nalga y recoges una furibunda mirada.

Un rubor cubre la tez maltratada y un beso la devuelve a su jaula.

Percibo como el cuerpo se me desnuda de dudas y de ataduras.

Y en ese punto en el que todos los sentidos se hallan en plena erección, me convierto en títere a merced de tu fogón.

Mi vida, mi cielo, mi chocho, me da igual cómo me llames. Solo quiero que me hagas sentir plena y sensual, pero por encima de todo, parte de tu vida y de tu esencia carnal y visceral.

25 comentarios de “Amor y sexo no van de la mano. Erótica 2016

  1. Carme, mas que leer es beber, beber tus letras, paladearlas y tragarlas así de simple, embriagarte con tus letras. Estos fríos días de invierno en los que se añora el cálido clima de nuestro mediterráneo, tus letras me trasportan mágicamente a un chiringuito de una solitaria playa, donde el único atuendo obligatorio que vistes son unas gafas de sol estilo Lennon, sentada en un taburete, tus piernas exageradamente abiertas expone a miradas tu preciosa vulva, me estas esperando que termine de eliminar de mi piel la sal del baño de mar que he tomado, en la ducha que hay cerca del bar playero, me observas como con mis manos acaricio mi tostada piel y me dirijo donde estas, accidentalmente oh no mi falo roza tus labios de tu sexo, nos miramos y si, te das cuenta que tengo sed, si sed no solamente de beber tus letras,… pedimos algo en la barra, un musculado chico nos sirve un delicioso cóctel y hablamos de la red, de análisis de conducta, de fotografía,…. sigues tu, te atreves…

    • La calidez de las letras lo puede combatir casi todo, Pep… No hace falta limitarse a los meses de verano, al chiringuito de la playa, a llevar más o menos ropa. Es la imaginación, el intelecto y la libido los que nos llevan de la mano y ellos no entienden ni de fríos ni de aspectos, solo de sensaciones y de necesidades. Todos estos temas que me propones me atraen, con o sin ropa…

      • Sin duda Carme, lo del concepto ropa solo es un criterio absolutamente onírico, como muy bien dices, la asociación de: Imaginación / Intelecto / Libido, es el cóctel perfecto que nos sirve el imaginario barman musculado/da de nuestra mente, nuestro mejor musculo. Por cierto felicidades por tu precioso musculo mental.

        • Es el mejor que tengo, Pep, y que dure, pues para él no hay Botox ni otra toxina que le alargue años en buen estado… Gracias por tus estimulantes comentarios

  2. Carme,
    Tus palabras enlazadas llenas de deseo y pasión encienden mi líbido como lector. Díficil no personalizarlo en la autora de esas palabras.
    petons

    • Lo bueno de las palabras por escrito, Feri, es que nos llegan a un ritmo más pausado y somos capaces de reaccionar ante ellas mil y una vez hasta decidir qué es lo qué realmente nos han provocado…
      C’est çà

    • Esa sensación de libertad, de livianez, de despojarse de toda contrariedad es sublime, Rafael, aunque difícil de llegar. Quizás de aquí su protagonismo

  3. Dónde estaría yo metido estas semanas para perderme tu exquisito caudal. Eres torrente, lascivia impúdica que en mi regreso me arrebata. Superada la maravillosa sensación de mis ojos detenidos en el límite de tu espalda, te leo, recuerdo, revivo y pienso… soñándote

    • Ya no importa dónde estuvieras o estuvieses, Majestic. Y no sufras, no te has perdido nada porque la literatura no caduca i menos la erótica, esa que te ha provocado ese torrente, un torrente que solo está en tu imaginación. Tan solo la espalda es real.
      Gracias por aparecer, finalmente…

    • No es el mismo torrente, Petrus. Han cambiado muchos sentimientos y sensaciones desde tu ausencia y quizás ahora no te guste tanto lo que vas a encontrar… La añoranza ha sido mútua

  4. En plena erección…

    No se puede decir tanto con tan poco. Adoro tu intensidad, en todos los sentidos.

    (Estoy “enamorado” de esa foto)

    • Dosificar es parte del erotismo. Tienes razón, Petrus, quizás debería diluir un poco.
      En cuanto a la foto es libre, al igual que enamorarse…

  5. Carme,

    Ahir de forma casual vaig veure un exemplar de El Periodico entreobert.
    Sorpresa al veure la teva fotografia; m’assec, llegeixo absort….

    Felicitats per ser-hi, tot i el dolor que transmets.

    La “meva” Carme no deixade sorprendre’m gratament.

    Petons

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *