Provocando. Erótica 2016

 

 —Nada resulta más provocador que observarte la expresión del rostro sin tocarte, solo por el efecto de mi presencia — susurraba él desnudándola mientras hablaba.

Provocando más

—No hay nada más fascinante que contemplarte el cuerpo desnudo con el deseo creciendo, sin tocarlo más que con la mirada — le murmuraba acercándose por detrás, rozándole los pezones con la punta de los dedos.

—Nada me enloquece más que escoltarte el sendero de tu excitación y beberte el éxtasis en silencio —le runruneaba en la nuca cogiéndola por los muslos y acercándose las nalgas.

—No hay nada más seductor que brindarme la oportunidad de ser tu esclavo y maestro —suspiraba levantando la pelvis a su encuentro.

—Soy una víctima afortunada, querida… —jadeaba haciéndola suya…

Un comentario de “Provocando. Erótica 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *