La raíz del temblor. Relato erótico 2017

 

Parecía tan extraordinariamente sencillo desde la distancia, y resultó ser tan sumamente complejo en la realidad… Pero ahí está tu legado, la raíz del temblor que entre mis piernas has dejado.

Raiz temblor-erotica2017Parece mentira como algo tan inofensivo o insensato, según se mire, como concederte que me desnudaras con la mente, firmó mi sentencia de muerte.

Ya me advertiste de que detestabas “hacer el amor” porque el amor no se hace; el amor se siente, se cuida, se padece y se alimenta. Sin embargo, mi cordura tan solo era capaz de oír ese acento cerrado, ese timbre de voz que te caracteriza y que durante meses he usado como juguete para provocar el temblor de mi libido al llegar el ocaso. Confieso, que tampoco presté atención cuando me revelaste que, follar, era el culmen de ese amor y aquí cometí mi segundo error.

Juro que luché por intentar mitigar mi deseo pero tú te consagraste a cebarlo haciéndolo crecer de día y haciéndolo sufrir de noche mientras yo, sola, sin ti, me obsesionaba con la idea de tenerte y de hacerte mío.

Me urgía entregarte lo que desde hacía tiempo, demasiado tiempo, mi cuerpo estaba generando por y para ti. Me fustigaba con la idea de hacerte esclavo de tu deuda, de verte de rodillas pidiéndome perdón por mis noches en vela sentenciándote a cumplir tu condena, castigándote con la pena de obsequiarme con todas y cada una de tus promesas. Sin embargo…

Prometiste recorrerme el cuello pero te enamoraste de mis labios.

Prometiste acariciarme el pelo y olerme la piel pero en realidad, te morías por saborear la oscuridad de mi gruta.

Prometiste lamerme el arco de la espalda pero perdiste el rumbo.

Prometiste ir despacio pero endureciste con una excitación que excusaste olvidada.

Prometiste susurrarme tu deseo pero gemiste mientras tu cuerpo se estremecía entre mis manos.

Me prometiste tu esencia pero llevaba demasiado tiempo esperando.

Prometiste entrar en mí y hacerme sentir llena, plena, amada… pero acabaste soñando dentro de mí, haciendo tu sueño realidad.

Y en un instante, ese temblor que a distancia te incitaba, te invitaba, te llamaba a recorrerme, a tocarme, a besar mis labios, a descender por mi cuello, a detenerte en mi pecho, rodearlo, saborearlo; a recorrerme el abdomen, descender hasta sentir mi humedad, con tu sexo en las puertas del mío, mirándome a los ojos, esperando una invitación para entrar, una orden para tomarlo, para hacerlo tuyo… Ese temblor, a pesar de no cumplir las promesas, devolvió la vida a dos cuerpos envejecidos, a dos almas castigadas, a dos sexos que solo de imaginarse juntos de nuevo, dan sentido a su soledad.

18 comentarios de “La raíz del temblor. Relato erótico 2017

  1. Promesas incumplidas con la esperanza de rendir tributo de nuevo, y ante ti, entregado una vez más, recorrer tu cuello, acariciar pelo y piel oliendo y olíendote al tiempo, lamer arco y límite de tu espalda, ir tan despacio como tu cuerpo reclame, susurrar el ya incontenible deseo, entregando finalmente y de nuevo alma y esencia en el único espacio donde debe y quiere estar, permanecer… Entrar en ti, hacerte sentir llena, plena, amada y seguir soñando…

    Temblando…

    • A menudo, Petrus, las prisas en el sexo tienen su origen en el ansia de consumar por motivos diversos al igual que un apetito desmesurado nos incita a tragar los primeros bocados sin saborearlos. No deja de ser un instinto básico y animal, y como tal, se puede educar, ajustar, modelar y adaptar a cada circunstancia, a cada momento…

  2. Conociéndote ….. un poco …. este preámbulo de novela refleja todo tu estado de pasión que nos dejas en tus apariciones públicas .
    Me encantas como eres. Sigue así, seguro que muchas otras mujeres se sienten identificadas contigo pero en secreto….

    • Estimat Jordi. He sido, soy y creo que seguiré siendo mujer pasional en todas las esferas de mi persona y el erotismo es una de ellas. Hombres y mujeres necesitamos de este ingrediente para que la tonalidad de la vida tenga chispa y brillo. Me alegra enormemente que me hayas leído y en particular aportado este mensaje que al igual que tú creo que más de una mujer va a sentirse identificada, aunque muy a pesar mío no lo vayan a manifestar públicamente. Un petó

    • Per desgràcia, Javier, les ànimes tenen una dependència carnal i d’aquest inconvenient rauen molts dels nostres conflictes personals, íntims i d’autoestima. Quan ets capaç de sentir-te lliure d’aquesta dicotomia, tot flueix i la vida pren un altre to sensual, eròtic i sexual. Estem massa lligats als prototips i això ens angoixa. Et trobava a faltar. Gràcies per seguir amb mi. Ptns

    • Aquestes promeses, Maria, són les que a vegades ens fan obrir camí, tal com molt bé dius, però si no es compleixen de vegades ens fan dubtar i en el dubte sovint ens deixem portar per la inseguretat i en aquest recolar deixem d’evolucionar. El que tinc clar és que mai hem d’esperar el que ens haviem imaginat pq de ben segur no serà pas la realitat i per descomptat, mai buscar culpables, com a molt, causes.
      El plaer és meu per haver tingut l’ocasió de coneixe’t i ara de seguir-nos la trajectòria que ens uneix.
      Amb ganes de veure’t. Ptns

  3. Que triste es cuando no existe el sincronismo entre dos mentes, no saber leer las miradas, no interpretar temblores, posturas, movimientos, en definitiva ser portador de analfabetismo de promesas de piel,… Felicidades por el relato y por dejarme leerte de nuevo,… sencillamente genial.

    • Cuántas veces falla este sincronismo, Pep. No hay más que ver las rupturas entre parejas que se consideraban consolidadas y de repente… Zas, una bocanada de aire viciado desmonta los naipes. Creo que es una enfermedad de la humanidad: la falta de comunicación antes, durante y después que con las redes sociales se ha ido deteriorando con engaños, mostrando lo que no es real por una inseguridad y unos miedos que lo único que nos impiden es crecer y evolucionar. Como siempre es un placer aprender de tus comentarios y de que me leas, por supuesto. Creo y espero que a partir de ahora nos veremos más a menudo. Ptns

      • Absolutamente de acuerdo Carme, las herramientas de redes sociales en cierto modo infantilizan y destapan como muy bien tu dices… las inseguridades, destapan lo oscuro de nosotros, creyendo falsamente que estamos a cobijo del falso anonimato que nos proporciona el espejismo de la red…. pero la realidad es solo una y esta realidad al leerte es absolutamente eyaculadora de sensaciones, por ejemplo “la envidia” de los fotones que lamen una piel para estimularla y darle ese precioso color, Envidia de nuevo por la lengua que hace espeleología en una caverna embriagándose del licor que destila tu geografía, de nuevo envidia de la plenitud de lamer la otra caverna sabiendo que ayudas a llegar a lo mas alto de la cumbre mientras tu compañera juega con ella misma, si Carme, el sexo debe ser complicidad, jamas oculto, por que es sencillamente vida, nada debe ser clandestino por que todo es bello si es cómplice. Gracias por darnos tus sabias letras, por dejarme ver en tu mente y por ser como eres. Un beso compartiendo por supuesto SABORES.

        • Tú no necesitas la cortina de las redes sociales, Pep. Posees la elegante capacidad de transmitir la descripción que nace de tus receptores sensoriales y enviarla a través de tus sinapsis más íntimas. Sinceramente, me descubro ante tus fotones y ante la bella interpretación de la simbología modernista a la que le dedicas una oda como caverna y monte erógenos por fálica forma y estratégica ubicación. El erotismo, y el sexo (en este orden) dan sentido a nuestra vida y quien no quiera verlo o esconda tal tremenda necesidad, está muerto. Mi mente está disponible para toda persona dispuesta a alimentarla y tú, Pep, formas parte de este preciado tesoro. Por cierto, soy sibarita en cuanto a alientos y sabores y taninos. Ptns

          • Solo tu mente Carme??? gracias por ser y estar… tengo sed, leerte incita a beber te ti, cada frase, cada letra, cada composición… sed erotismo de miradas, de roces, de sonidos, de respiración, de tacto, de caricias, hasta el rubor mas inocente y a la vez travieso, no solo mente, la mente toma forma de VIDA. tal como tu dices, Ptns

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *