FELICIDAD

FELICIDAD,

FelicidadEsa arma de dos filos que hoy te arropa y mañana te derrota.                                                                                                                     Esa luna que con su lado creciente te ilumina y con el menguante te fulmina.                                                                                 Esa moneda de dos caras que con una mitad te arrastra a la alegría y con la otra, te hunde en la agonía.

Esa luna que con la mano quieres tocar pero que la oscuridad te arrebata sin pensar.                                                                                                                                                                                                                                                                              Ese efímero bienestar que te eleva a lo más alto para luego, soltarte y hundirte en el asfalto.Felicidad

Esa emoción bipolar que sin avisar te arrastra de la deliciosa euforia a la profunda y devastadora tristeza.

Esa sensación anhelada, ese estado anímico codiciado, esa ausencia de sufrimiento, esa plenitud de satisfacción que,

¡Ojalá pudiera ser embotellada! porque, hoy, me tomaría un largo trago para volver a saborearla

6 comentarios de “FELICIDAD

  1. Carme, es imposible gestionar esta luna, sinónimo del claro y el oscuro, tal como bien dices, la felicidad y la tristeza, le euforia y la tristeza…. todos esos términos son complementarios, no existiría hambre si todo el día estuviéramos saciados, tu eso lo sabes, muy bien, nadie te lo tiene que recordar, pero si,… efectivamente, hay momentos que necesitamos beber de esa botella en la que hemos almacenado ese maravilloso elixir que nos hace mágicos, que nos da alas, que nos ilumina la mirada, esa botella es el tiempo, solo el tiempo es capaz de darnos esa droga, esa luna nueva, dicen los estúpidos que el tiempo lo cura todo… nada mas lejos de la realidad, el tiempo solo nos da botellas de luz de esa luna que tu comentas, solo eso y tristemente esa botella se agota mas veloz de lo que deseamos todos… ánimos… seguro que hay alguna otra botellas,… siempre quedan, siempre hay… ves a por ella… te espera.

    • La ilusión, la motivación, la adrenalina, el goteo del deseo… pueden ayudarnos a completar esta dependencia que es la felicidad y tal como muy bien destilas, Pep, botellas hay muchas, tan solo es necesario hallar la que nos ofrezca mitigar la sed y saciar la soledad. Bebamos, pues del brebaje codiciado desde los principios de la humanidad. Bss

  2. “Esa emoción bipolar que sin avisar te arrastra de la deliciosa euforia a la profunda y devastadora tristeza.”

    Me gusta esta forma de descrubir que tienes sibre el “vayven” de la vida, ese ‘trajín’ que nos traemos con todo y con todxs, esa cotidiana lucha que cantara el poeta.

    Me ha gustado mucho esta poesia, denotavuna fuerza interior pese a los derrumbes del porvenir.

    Sos como un vino en transparente acuerdo con la verdad.

    • No soy poeta, Rafael, ni tan solo soy mujer de letras, pero cuando algo me atormenta surge la rima de la desesperación. Te agradezco tu sincero comentario y te doy la bienvenida a este espacio que un día fue creado con una intención y la intención ha derivado a la creación.

  3. Querida Carme:
    La felicidad, qué palabra tan grande y qué cosa tan rara. La eterna búsqueda. La felicidad está en las pequeñas cosas, en los pequeños gestos.
    En una mirada, en una caricia, en un beso, en un recuerdo, ahí está, escondida detrás de cualquier puerta, esperando para aparecer a traición, cuando menos te lo esperas, siempre al acecho.
    Búscala, no dejes de hacerlo, sin descanso, porque cuando menos lo esperas ahí está
    Un beso

    • Esa sensación que tan bien describes, mi Rosa, ese sentimiento que cuando está ausente te crea un mareo de vacío y cuando está presente te anula el raciocinio es un arma peligrosa que dificulta el equilibrio. Quizás por ello no la busco, espero paciente que ella me encuentre y cuando cumple su cometido, tan solo le pido que vuelva. Gracias por estar a mi lado, amiga mía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.