Jaque mate al orgasmo nocturno. No te resistas…

 

Jaque mate al orgasmo nocturno, la novel·la

Entrada bilingüe (castellano-català)

 

Jaque mate al orgasmo nocturno. Seducción

Ha sucedido hace solo unas horas. Todavía me estremezco al recordar el momento en el que  el mensajero me ha entregado el paquete, el instante en el que me ha nombrado dueña de lo que he estado esperando durante tanto tiempo. Casi he estado a punto de besar al desconocido que me observaba mientras con la mano temblorosa  yo intentaba firmar en una de esas pantallas donde el lápiz táctil sólo te permite dibujar un borrón de tu firma. Lo confieso: soy de pluma, de bolígrafo BIC, de lápices Staedtler…

Cuando he cerrado la puerta me he quedado a solas con él, en la intimidad más sobrecogedora. Solo dos tiras de cinta adhesiva me separaban de su contenido.

“¿Qué pasa, después de tanto tiempo esperando este momento y ahora no te atreves?”

Decidida, rasco el adhesivo pero se resiste. Necesito unas tijeras y cojo las primeras que encuentro, las pequeñitas de manicura.

“Incluso en eso eres coqueta…”

Los cartones que envuelven mi tesoro están bien pensados, diseñados por alguien que un día tomó conciencia de que todos podemos tener un sueño que en un momento dado puede necesitar ser empaquetado para viajar con la esperanza de llegar a buen puerto y en buen estado.

Al retirar el último cartoncillo el corazón me late como si me hallara ante mi primer amante. Es tan guapo, tan bien parido, tan simpático, tan elegante, tan encantador, tan estimulante, tan…

Cuando finalmente queda desnudo ante mí siento la necesidad de despojarlo de algo más. Lo abro, lo huelo, lo repaso de arriba abajo con ojo crítico y tierno a la vez. Un torrente de emociones me arrasan. Me siento afortunada por haberme brindado esta oportunidad; me siento orgullosa de haber conseguido llegar al final; me siento realizada por haber cumplido dos de los tres requisitos para dejar este mundo con la cabeza bien alta: plantar un árbol y escribir un libro. Lo de tener un hijo, lo dejo para obra vida.

Ahora sólo me falta lo más importante: compartirlo con todos vosotros.

Os presento a  Jaque mate al orgasmo nocturno, mi primera novela de thriller erótico y no será la última.

Ha sido ideada y escrita para ser gozada y provocar estragos. No te resistas…

 

jaque mate al orgasmo nocturno. No te resistasHa estat fa unes hores. Encara m’esgarrifo en pensar el moment en el que el missatger m’ha lliurat el paquet, quan m’ha fet propietària del que he estat esperant durant tant de temps. Gairebé he estat a punt de fer un petó al desconegut que m’observava mentre la meva mà tremolosa intentava signar en una d’aquestes pantalles on el llapis tàctil només et permet fer un esborrall de la teva signatura. Sóc de ploma, de bolígraf BIC, de llapis Staedtler, jo.

Quan he tancat la porta m’he quedat en la intimitat més colpidora. Ell i jo. Només dues cintes de cinta adhesiva em separaven del seu contingut.

“Què passa, ara no t’atreveixes valenta, després de tant de temps esperant aquest moment?

Rasco l’adhesiu decidida, però està massa enganxat. Necessito unes tisores i agafo les primeres que trobo, les petitones de manicura.

“Fins i tot en això ets coqueta…”

Els cartrons que emboliquen el meu tresor estan ben pensats, dissenyats per algú que un dia va prendre consciència de que tots tenim un somni que tard o d’hora es pot haver d’empaquetar per fer-lo viatjar amb l’esperança de que arribi a bon port i en bon estat.

En retirar l’últim cartonet el cor em batega com si em trobés davant del meu primer amant. És tan guapo, tan ben parit, tan simpàtic, tan elegant, tan encisador, tan engrescador, tan…

Quan finalment queda nu davant meu necessito despullar-lo una mica més. L’obro, l’oloro, el repasso de dalt a baix amb ull crític i tendre a la vegada. Un torrent d’emocions m’arrasen. Em sento afortunada d’haver-me donat aquesta oportunitat; em sento orgullosa d’haver aconseguit arribar al final; em sento realitzada per haver complert una de les tres comandes per marxar d’aquest mon amb el cap ben alt.

Ara només em falta el més important: compartir-lo amb tots vosaltres

Us presento a: Jaque mate al orgasmo nocturno, la meva primera novel·la de thriller eròtic i no pas la última. Ha estat ideada i escrita per a ser gaudida i per a provocar estralls. No t’hi resisteixis…

 

24 comentarios de “Jaque mate al orgasmo nocturno. No te resistas…

    • Emili, és un orgull per a mi tenir-te en el frontal de l’obra. En faré difusió, però està tot encara tan tendre.
      Impacient perquè el llegeixis

      Carme

  1. Wauuuu Carme, ja es una realitat, es pot tocar, palpar, per fi, ja esta aqui i la revetlla a la cantonada. Felicitats tresor, enhorabona

    • Una realitat que m’esgarrifa, Myriam, per tot el que ve ara que pot ser genial, mediocre o un desastre. Sort en tinc de puntals com tu que sense demanar-te res ja m’ho ofereixes.
      He passat revetlles de Sant Joan molt especials però com aquesta, cap.
      Un petó

  2. Genial, això pinta de meravella! …..Enhorabona, campiona!
    Ara, després de la feinada, només queda celebrar-ho i gaudir de la satisfacció que esdevé de tot sommi realitzat.
    Moltes felicitats, Carme!

    • Estimada Àngels. Saps que els somnis es poden esvair d’un dia per l’altre. En el fons sóc dona de ciències com tu, racional, que intenta tocar de peus a terra i raona el per què de tot. Però des de que escric he donat entrada a un altre mon amb un punt de vista diferent, més flexible, absent de culpables, un mon oníric que d’alguna forma m’ha salvat dels moments més crus de la vida. Espero haver-ho reflectit prou bé a la novel·la com per encomanar-t’ho i provocar-te moments d’oblit i felicitat. Un petó

    • Las palabras de Joseph Conrad me danzan por la cabeza, Jesús: “El autor solo escribe la mitad del libro. De la otra mitad debe ocuparse el lector”. Yo he cumplido la primera parte, la segunda, todavía está por escribir.

  3. Nomes una paraula. Enhorabona.
    Ara nomes ens resta poder-lo gaudir i tenir un trosset de tu a les nostres mans.
    Amb ganes de tastar-lo per la revetlla.
    Un petó bonica.

    • Espero no defraudar-te, estimada Ester.
      Està ideat per fer gaudir, però tot depen dels ulls i la ment que el llegeixin. L’eròtica és subjectiva i capritxosa i coincidir en els gustos i tasts de tots és impossible. Potser algun capítol, un fragment…
      Serà un plaer compartir amb tu la revetlla. Un petó

    • Cada lector és un mon i cada mon requereix d’un entorn adequat a les seves necessitats i expectatives, Feri.
      Per molt que escriguis pensant amb els demés, difícilment es pot arribar a tots.

      Un petó

  4. Carme,

    Molta sort aquesta nit. D’una manera o altre saps que seré en tu. Sigues feliç.
    Disfruteu força, vosaltres també Ester, Myriam,…. d’una manera o altre m’heu de fer cinc centims…
    Petó.

    • Ha sido un reto interesante, Mariana, aunque tal como muy bien sabes, ahora empieza la segunda fase: publicación y promoción. Tengo la sensación que tarde o temprano voy a necesitar de nuevo de tus valuosos servicios de asesoramiento. Muchas gracias por estar aquí. Bs

  5. REFLEXIONES SOBRE EL LIBRO JAQUE MATE AL ORGASMO NOCTURNO de Carme Barba
    Por Javier Bleda

    Carme Barba, la autora de Jaque Mate al Orgasmo Nocturno (SB-ebooks), sabe perfectamente lo que ha escrito, no se trata de una novela erótica al uso, ni tampoco una sórdida aventura de misterio, sino que, a partir de un orgasmo espontáneo, nos muestra el insondable mundo de la mujer y los misterios que lo envuelven, intercalando todo ello con una magnífica exposición del arte de la seducción, los intrincados caminos para lograr el éxito y, especialmente, una insondable y apasionante búsqueda del factor humano.

    Describir el erotismo de una situación puede parecer sencillo, a fin de cuentas todos tenemos un sexo y deberíamos saber hacerlo, pero describirlo como lo ha hecho Carme, de tal manera que parezca que el lector está participando en esa situación, eso ya es otra cosa muy diferente, requiere talento y, desde luego, un conocimiento profundo de las sensaciones. Es por eso que, al leer este libro, y sin importar que seas hombre o mujer, te introducirás increíblemente en el personaje de la protagonista hasta el punto de sentirte parte de ella, sobre todo si lo lees de corrida (nunca mejor dicho).

    El libro de Carmen Barba es sexo de principio a fin, puede que tal vez algunos vean reflejado el papel de una ninfómana, pero en realidad no es así, se trata de una mujer envuelta en su propia búsqueda mística del placer, haciendo de ello un peregrinar que nada tiene que envidiar a otro tipo de búsquedas espirituales de nuestro extenso santoral patrio. Si bien es cierto que la novela discurre por las catacumbas de una sociedad secreta, a partir de las cuales la protagonista intenta descubrir qué pasó con su padre, no es menos cierto que lo que se prioriza en la lectura son los más que calientes momentos de una mujer abducida por su propio clítoris, al que intenta comprender como si tuviera vida propia.

    Al ir pasando las páginas te darás cuenta, sin ninguna dificultad, que la protagonista de la novela sufre un quiero y no puedo constante con los muchos aspirantes a su partida orgásmica de ajedrez, y serás capaz de ver las diferentes situaciones con sus propios ojos, llegando a sentir incluso el mismo desprecio que siente ella cuando, uno tras otro, los miembros de la sociedad secreta, en el sentido explícito de la palabra, pasan con demasiada facilidad de la excitación máxima a la eyaculación descontrolada, incluso a veces pasan hasta de la protagonista para perderse en los anales de su propia historia.

    Sin embargo, es en la recreación de los momentos solitarios de Mamen, la protagonista (interesante nombre tratándose de literatura erótica), donde la autora borda su trabajo de escritora, tanto que llegas a sentir la humedad en el ambiente, tanto que eres capaz de visualizar las fantasías, tanto que, a poco que te dejes llevar, creerás que tus propios dedos están mojados como los de ella y un escandaloso olor a mujer en celo inundará tus sentidos. Uno de los momentos cumbres del libro es asistir a la masturbación de Mamen a partir de sus fantasías en solitario con sombras, el placer orgásmico resulta tan palpable que te llegas a cuestionar, como ella, si verdaderamente te hace falta alguien más para que el clímax perpetuo forme parte de tus días y tus noches. De eso se trata la novela erótica y son pocos los que lo consiguen, de que el lector permanezca dentro de la trama en un permanente estado de excitación.
    Con esta novela, la autora nos lleva de viaje por un mundo en el que el sexo es preeminente, a fin de cuentas como la vida misma; donde la realidad paralela supera cualquier tipo de ficción imaginable. Decir que detrás de todo está el sexo puede parecer una invitación a la ciencia ficción o a la especulación antropológica, pero es así, Jaque Mate al Orgasmo Nocturno es una pura recreación de la realidad que vivimos en la que reyes, nobles, poderosos y vasallos formamos parte de una suerte de orgía continua que siempre procuramos camuflar tras las cortinas de la honestidad. La novela erótica de Carme Barba es a la vez pasión literaria, periodismo de investigación y crítica social, y si el lector, tú, yo, tomamos el tiempo de ir encontrando semejanzas, de ir buscando paralelismos entre lo que vamos leyendo y la vida real, puede que entonces una sonrisa aparezca en nuestros labios y por fin comprendamos que sí, que es posible que la fe mueva montañas, pero que el sexo mueve pasiones, y éstas mueven el poder, no importa a qué nivel, no importa en qué rincón del mundo.

    Por supuesto, tras leer esta novela, resulta casi inevitable no pensar en la autora y en los dos años que le ha llevado escribirlo desde que en su mente aparecieran los primeros flases del boceto general hasta que, por fin, tenía el libro acabado en sus manos. Me gusta imaginar que, al igual que los autores de novela histórica se sumergen en las bibliotecas en busca de datos reales con los que situar sus personajes, Carme también se ha sumergido en las mismas sensaciones que su protagonista con el fin de poder impregnar sus palabras de meticulosidad milimétrica, y estoy seguro que por ello el libro destila esencia de mujer en cada una de sus páginas. Incluso no resulta difícil recrear su mirada pícara y su sonrisa a medio hacer mientras teclea imaginando cómo afectarán al lector las evoluciones de su novela.

    Para terminar esta pequeña reseña, quisiera hacerte una advertencia en caso de que estés pensando comprar el libro: Si eres mujer, y de las que se escandaliza fácilmente, incluso en la intimidad, entonces no lo leas, si lo haces creerás que tendrás que encerrarte en un monasterio de clausura para purgar los pensamientos impuros que, sin duda, te provocará. Aunque, bien pensado, mejor deberías leerlo para dejar salir de una vez por todas la verdadera hembra que llevas dentro y que durante tantos años has tenido atada sin dejarle cabalgar libremente por el campo.

    Y, si eres hombre, estás en la playa y eres de los que gustan llevar bañador ajustado, mejor que dejes la lectura de este libro para otro momento, de lo contrario quedará en evidencia que no estás leyendo las memorias de Santa Teresa, a no ser que lo que te pongan sean las monjas, por supuesto.

    *Por favor, si te gusta esta reseña COMPARTELA, un libro como éste y una mujer como Carme Barba bien lo merece. Y además, de paso, ayudarás a mejorar el mundo, se ha demostrado científicamente que hacer el amor trae efectos más beneficiosos que hacer la guerra. Gracias por adelantado.

    • Increíble reseña, Javier. Si ya tenía ganas de leer el libro, ahora, tras haber leído tu reseña, estoy pensando cuál será mi rincón para su lectura. Me imagino que esto es lo que busca Carme: Engarzar la pasión que ha sentido escribiendo su obra con la pasión que siente su lector al saborear cada una de sus palabras.
      Mis felicitaciones a ambos. A Carme por provocar el entusiasmo, y a ti, por experimentarlo.

      • Coincido contigo, Jesús. La reseña de Javier no tiene desperdicio. No solo eso, sino que hay puntos que todavía debo analizar con más profundidad.
        Como buen escritor que eres, Jesús, sabrás que la reacción del lector ante tu historia no puede predecirse. Curiosamente, han sido más mujeres que hombres las que me consta que la han leído o estan leyendo y en cambio ha sido un hombre el primero en “manifestarse” y debo decir que me sorprende gratamente por el hecho de que no quería de ninguna manera que fuera una novela enfocada a mujeres y los comentarios de Javier me dan a entender que “tanto monta, monta tanto”, en el buen sentido de la palabra, por supuesto.
        Quiero agradecerte, Jesús, que a pesar de que podías escoger el ebook para leerlo, me has pedido un ejemplar en papel para enviarte a tus tierras, con punto de libro y dedicatoria incluidos. Este detalle me satisface ya que en papel me lo he autopublicado yo y no resulta fácil tirar adelante sola toda la carga de promoción, venta y seguimiento de los lectores. Ojalá la espera valga la pena.
        Y, por cierto, no me olvido de que cuando el libro todavía no estaba ni impreso tú me brindaste la primera reseña, sin conocerme más que por nuestros “devaneos literarios” por la red. Esta, quedó ya inmortalizada en la solapa. Bs

    • Cuando empecé a escribir, Javier, no tenía ni idea de dónde acabaría y menos con quién acabaría compartiendo mi “legado”. Han sido casi dos años que me han pasado volando, inmersa en un torbellino de novedades, de investigación y de experimentación. He descubierto mucho de hombres y de mujeres y he conocido a más personas en este breve período de tiempo que en el resto de mi vida y no exagero. Cierto, las redes sociales han tenido mucho que ver, entre otras cosas, conocerte a ti, Javier.
      Cuando leí por primera vez la cita de Joseph Conrad: “El autor solo escribe la mitad del libro. De la otra mitad debe ocuparse el lector” me pareció interesante, aunque nada que ver con lo que experimento cuando leo tu reseña. Es como darle la vuelta a la tortilla para hacerla todavía más jugosa, dándole un toque crujiente en los bordes, cerrando este círculo al que tan bien te refieres. No paso por mi mejor momento personal pero te aseguro que leerte y leerme a la vez me està aportando una fuerza interior para seguir adelante con esta obra, para haceros partícipes a todos, para poderla comentar, disgregar, aprender, gozar y aprender más de los deseos que hombres y mujeres anhelamos y a menudo no comprendemos o no sabemos cómo mejorar. A ti, Javier, gracias por haberte interesado por mi libro. Bss

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.