Mujer madura. Erótica 2016

Mujer maduraMujer madura, esa que me abraza con ternura, esa que alterna la sensualidad con la racionalidad, de mirada penetrante y alma rutilante.

Me gusta tu cuerpo, mujer madura. Tus marcas del tiempo, tu relieve moldeado, tu piel surcada por las emociones que la vida te ha otorgado. Tus ojos curados de espantos. Tu boca repleta de historias. Tu rostro, marcado por el sendero de la vida delatando las risas y las decepciones, la felicidad que te ha cobijado y los reveses que te han azotado.

Me place contemplarte mientras te vistes y te maquillas, mujer madura. Para ti es todo un arte y para mí, una satisfacción pensar que lo haces para agradarme. El espejo te refleja y yo busco tu mirada coqueta, esa que me cuenta cuánto me desea. Te complace tu imagen y siento que me pones a prueba, sin trampas ni mentiras. Has visto, disfrutado y sufrido ya demasiado para ahora ir de diva por la vida.

Percibo cuando tu juego visual se transforma en corporal. Observo tu figura y te imagino desnuda, esculpida con la gracia de la tenacidad. Tu pecho quizás algo más bajo por el peso de la vida pero no por ello menos apetecible y sensual. Y el talle y las caderas batallando contra una evolución hormonal a la que afrontas sin igual.

Me gustan tus juegos a distintas profundidades, mujer madura. Sabes cómo espolear mi fantasía con tu fuerza erótica y agresiva. No es casualidad, es la experiencia que te da la edad y tú, la ejerces con elegancia y sobriedad.

Sigo tu andar seguro y espontáneo. Desearía conquistarte, mujer madura, amarte y cuidarte como se merece una mujer de tu edad. Dejarme llevar por tu olor a hembra viva y abandonarme a la lascivia hasta hacerte orgasmar de felicidad.

Hueles a cariño y a pasión. Desearía enterrar mi cara en tu cuello, besarte, reposar a tu lado y anclarme en tu historia. Meterme en tu cama y desnudarte, acariciarte la piel y sumergirme en la calidez del  contacto. Amanecer contigo dormida, con tus marcas del tiempo sin maquillar, con esa niña que llevas dentro y que me gustaría hacer mía.

Mujer madura, ahora, ya no te escondes del qué dirán. Has decidido ser tú misma para lo bueno y para lo malo, echando de tu lado a quién no ha resultado de tu agrado.

Me gustas mujer madura. Eres sensual y sexual. Y deseo marcar terreno a tu alrededor para protegerte y sentirme hombre amado y deseado.

14 comentarios de “Mujer madura. Erótica 2016

  1. Una reflexión preciosa, cargada de sabiduría… sin duda proporcionada por el concepto “madura” gracias de nuevo por compartir esas letras que de nuevo no dejan indiferente después de leerlas y destilarlas en mente. Genial como siempre Carme.

    • Es curioso, Pep, la diferencia entre escribir una reflexión o un relato. Independientemente de que ambas opciones puedan tener una fuente real, en la reflexión ofreces una realidad en la que la imaginación poco tiene de protagonista. La reflexión es un desnudo pulcro y sincero, sin ánimo de perversión ni de dobles contextos. Un placer tenerte como lector y crítico, Pep

  2. Carme,
    Has sabido plasmar con sabiduría en una mezcla de letras fantástica, esa sensualidad de una mujer madura que nos place a unos hombres, permiteme ser pedante, inteligentes; frente a la piel tersa de una femina joven.
    Una mujer madura en todos los sentidos es una mujer sabia, excitante, inteligente, seductora,…, una mujer como tú.
    Gràcies per ser-hi.

    • Quizás es la pérdida de esta piel tersa la que nos lleva a potenciar otros rincones de nuestra feminidad menos vistosos pero más intensos o al menos, duraderos. Reconvertirse y aprovechar los cambios fisiológicos para evolucionar y destacar en otros ámbitos y también ambientes. Cada edad tiene su lugar. De nada sirve mirar atrás y desear lo que ya no volverá.
      Gràcies a tu Feri, per haver tornat

  3. Tant de bo totes les dones “madures fossin així ” les pitjors arrugues son les q no es veuen pq son adins de una
    mateixa no a fora …
    Ja saps q aquest relat o reflexio no es del meu tipus ( a vegades encara torno a llegir el relat30 de la Bibí…) pero com sempre genial Carme

    • Per això encara té més mèrit que hagis llegit i comentat aquest relat, Jordina, justament perque tu no t’hi sents reflectida però ets prou sensible com per adonar-te de com es pot sentir una dona madura en la societat actual, sota les exigències que ens oprimeixen i de vegades ens fan sentir poc desitjades, insegures i vulnerables.
      La Bibi, és teva…
      Ptns

  4. Seré muy muy breve Carme…. “Me declaro caníbal de tus letras”, me apasionan devorarlas, es difícil no pensar en degustar los zumos que destila tu cuerpo, leer el producto de una mente como la tuya hace posible imaginar y fantasear en las mas maravillosas comidas compartiendo tus licores mas intimo, gracias de nuevo por tus letras. Ptons

    • Lástima de brevedad, Pep, pues a menudo mi mente se alimenta de comentarios como los tuyos que una comida real puede desencadenar y quizás hasta potenciar. No lo dudes, toda propuesta es bienvenida…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *