Jugando con sexo. Relatos eróticos 28

 

Relatos eróticos 28

En el tablero del sexo gozan las personas, no los objetos

Relatos eroticos jugando sexos

¿Qué quieres de mí?
¿Que siga ahogándome entre tus sombras?
¿Que me escurra entre las ataduras de tu inseguridad?
¿Que disimule el asco que me causa tu obscenidad?

Puedo hacerlo todo, sí, pero a cambio, quiero mi libertad,
que me dejes de acosar,
que me respetes como hombre o como mujer,
me da igual.
Tan solo te ruego que dejes de marcarme la piel como a una res,
que desistas de atarme las muñecas con cuerda,
los tobillos con argolla y el cuello con soga.

Te suplico que dejes de pellizcarme los pezones hasta hacerlos sangrar,
de azotarme el culo hasta hacerme gritar,
de obligarme a callar al contarte la verdad,
porque, en el fondo,
sabes que solo así, como un esclavo, puedes mantenerme a tu lado,
sin rechistar.

Eres un fantasma de cabo a rabo,
de lujuria bien dotado pero de mente asexuado.
No te atreves a mostrarte como eres.
Te acercas a mí cubierto con sotana y pasamontañas.
Te insinúas con voz tenebrosa,
pretendiendo ocultar el delito de maltrato carnal con el que me acosas,
día a día, sin descanso,
con el bulto insinuando y con la mano masturbando.

Pero hoy, hoy ha llegado tu hora.
Te voy a atar de la cabeza a los pies,
una y otra vez,
hasta que no puedas ver, gemir ni jadear.
Prepárate porque te voy a amordazar
como tú has hecho durante todo este tiempo con mi voluntad.
¡Sé hombre por una vez y deja de esconderte tras la máscara del Bondage!
Y ahora,
no me lo hagas repetir,
arrodíllate,
pide perdón
y arrepiéntete por todo lo que me has hecho pasar,
solo para sentir el placer mordaz
de tus fluidos hacerme tragar.

Solo así, podré dejarte en paz

 

 

 

33 comentarios de “Jugando con sexo. Relatos eróticos 28

    • La capacidad de un acto,
      ¿es suficiente para olvidar el maltrato?
      No lo creo.
      Solo el tiempo puede curar la herida, vendar el orgullo maltrecho y volver a provocar la ilusión por el sexo.

  1. Dolor, sumisión, esclavitud,…, lo dejo para otros. Disfrutad con ello.
    Prefiero el sexo conpartido.
    Sin embargo, Carme, te felicito por la fuerza de la redacción.

    • Querido Feri. Entiendo tu postura y por si no queda claro, este relato no deja de ser una crítica asexuada de la búsqueda del placer en el dominio y la obediencia pero, sea cual sea el papel que uno adopte, el sexo siempre es compartido.
      Por tus comentarios en otros momentos sé que te gusta el cine ¿Recuerdas la Teniente O’neill protagonizada por Demi Moore? ¿Puedo preguntarte qué sentiste cuándo viste esa pelicula? Abrazo

      • Carme, me encanta el cine, pero esa película no me gustó y no recuerdo el argumento. Lo lamento.
        Vislumbro esa crítica a la obediencia, la cual comparto

  2. Hola Carme.
    En el mundo del BDSM, puedes ser ama/o o sumisa/o, depende del rol que escojas por carácter o por necesidad, es un ambiente muy placentero y sobretodo muy respetuoso.
    En una relación de pareja, hetereo, homo o trans, un día puedes ser una sumisa i linda gatita y al siguiente una ama dominante y muy perversa, siempre cubriendo las necesidades propias y de tu acompañante.
    Lo que nunca se pude permitir, es que una relación te anule, te manipule o te esclavice, si cruzas la línea del poder, te conviertes en un ser despreciable y vil, solamente a ser condenado al fuego eterno..
    Difícilmente el tiempo puede curar unas heridas tan profundas y un orgullo maltrecho.
    Felicidades por este relato, por desgracia, muchas mujeres están condenadas a vivir en este infierno por temor, por estar anuladas mentalmente y haberles sido robada su autoestima.
    Personalmente, puedo ser ama y sumisa, depende del momento, el lugar y el estado de mi libido.
    Gracias por tenerte siempre cerca, un abrazo bella dama.
    Siempre tuya, Ester.

    • Me alegro de tenerte de nuevo por aquí, Ester y además observo que estás familiarizada con BDSM. Ello demuestra que no te asusta descubrir experiencias para obtener placer carnal. No te veo como sumisa pero creo que te engañas cuando dices que “no se puede permitir que una relación te manipule” pues, querida, debo decirte que todos manipulamos y somos manipulados a un ritmo y en momentos inciertos pero nadie se salva de ello. ¿Cuántos matrimonios se basan en la sumisión y el dominio? TODOS, y no estoy hablando de BDSM. Abrazo

  3. Caray Nena como te creces, cada historia sube un peldaño, eres más grande que el órgano de un elefante. No me canso de leerte y las fotografías son estupendas.
    Un abrazo chata.

    • Por Dios, Ana Mari. Apareciste como un torbellino en mi vida, me incitaste al morbo con tu Romà y yo te invité a compartir erótica por escrito y de repente, desapareciste. Me dejaste pendiente de una historia sin acabar y de otra sin empezar y ahora… Ahora resulta que estás aquí, cerca, tanto que casi te puedo sentir. ¿Te apetece venir al Salón de la Erótica este jueves o viernes tarde conmigo y remontamos lo que quedó pendiente? Abrazo,encanto.

  4. Carme,
    disculpa ese momento romántico con Ester, eran muchos días sin leernos.
    Tu blog es un lugar donde la erótica y el morbo son nuestro hilo conductor.
    Como puedo volver a incitar tu morbo perdido?

      • Ester, es cierto. Imaginarte leyendo mis palabras y que te sean gratas, me produce
        morbo.
        Morbo por no saber como
        eres, …..
        Besos…..

        • Morbo: interés malsano por personas o cosas o bien atracción hacia acontecimientos desagradables ¿Estás seguro, Feri de que es eso lo que te provoca Ester?

          • Carme,¿ quieres provocarme?
            Tomas la acepción literal de morbo para definir lo que pueda sentir por Ester.
            Nada malsano te aseguro. El morbo puede ser muy sano, lo sabes.
            Me referia a la curiosidad por ella, por lo desconocido, y a coincidencias en nuestras aserveraciones en tu fantástico blog.
            Espero que Ester no haya tomado ese sentido académico de morbo.

          • Carme.
            Nunca había buscado la palabra “morbo” en el “diccionario de la real academia de lengua española”, pero que sorpresa la mía al leer tu definición, cuántas veces hemos dicho “esto o eso me produce un morbo, ufff” y en ningún momento ha sido dicho o pensado por un interés malsano o una atracción hacia un acontecimiento desagradable. Incluso tu, más arriba hacías un comentario: “estáis echando a perder el morbo que se había generado”, si ahora leo con tu definición, y lo pongo en el contexto que expones, no suena agradable.
            Abrazo bella dama.

          • Feri.
            En ningún momento me he tomado en el sentido “académico” la definición de morbo,de tu comentario, es mas, tengo que reconocer que la desconocía.
            Ahora no se qué palabra utilizar, pero como mujer, es un placer, saber que me lees, me imaginas y sientes curiosidad por mi.
            Besos.

  5. Romanticismo? Humm, una palabra que me gusta y que entra dentro de mi vocabulario.
    Permíteme este momento con Feri, pero he coincidido con él desde el primer día, nos leemos y aunque los dos somos tus incondicionales admiradores, nos respetamos y puedo decir que nos tenemos cierto apreció. Por sus palabras, le considero un hombre muy respetuoso hacia ti, siempre con el morbo del deseo y buen comentarista de tus relatos.
    Sé que tu bloc es un lugar de erótica y morbo, donde sigue latiendo con toda su fuerza y en ningún momento perderemos esta magia que nos calienta.
    En cuanto a tu musa, no te preocupes, esta aquí, al acecho, esperando caliente y húmeda que tu pluma nos traiga sus fluidos y nosotros podamos gozar con ellos.
    En un día gris, un beso bella dama.

  6. ¿Ahora te das cuenta Feri?
    PROVOCAR es la esencia de este espacio erótico: provocar emociones, sensaciones, inquietudes, controversia, discordia, confesiones… Todo vale, incluyendo la impertinente descripción de una palabra a la que a lo largo del tiempo la humanidad le ha “transvestido” su significado.
    ¿Realmente crees que mi intención es crear un debate etimológico? ¡No, por Dios bendito!, este no es mi objetivo, en absoluto.

  7. Ester, justamente en esta frase que mencionas sí transmito el sentido puro y duro que la RAE le da a “Morbo”, porque el contenido del relato es malsano y su redacción tiene toda la intención de manifestar una atracción ante actos desagradables. Es una crítica hacia una técnica que denigra a la persona, no una declaración de amor.
    En cuanto a no poder utilizar la palabra “Morbo” en el sentido que tú y cualquiera le quiera dar, todos somos libres de hablar cómo queramos pero creo que es importante saber de qué hablamos y tal como dicen: “El saber no ocupa lugar”, pero si te da seguridad a la hora de escribir y hablar (añado yo).
    No era mi deseo incomodaros, Ester y Feri, ni mucho menos, aunque sí, PROVOCAR. Abrazo

    • Carme,
      A mi no me incomodas.
      Solamente descartar que mi apreciada Ester se sintiera ofendida cuando dije que me proporcionaba morbo sus lecturas, ante la descripción de de dicha palabra.
      Provocar? Hazlo, es divertido, para eso estamos aqui, preciosa.
      Como tu dices, Abrazo, aunque prefiero los besos.

    • Carme.
      Tienes razón, el saber no ocupa lugar, gracias.
      No mes has incomodado bella dama, solo me he sorprendido al desconocer el significado de una palabra, que utilizamos muy a menudo y con cierto deseo sexual…………………………..
      Provocar!!! Una palabra agradable, siempre consigues provocar bella, tus palabras, tus relatos, tus explicaciones………. pero nunca dejas indiferente.
      Abrazo bella.

  8. Ester,
    Mantengo que me da morbo (ese que la mayoría entendemos) saber que aprecias mis palabras.
    Me gusta saber que estás ahí.
    Besos…..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.