Temblor femenino

Temblor en versión masculina

Desnudos sobre el lecho comenzaron a descubrirse de nuevo, acariciando cada centímetro de piel y alma expuestas al otro. El temblor permanecía mientras libres las manos recorrían suavemente sus perfiles. Ella usó las suyas para dibujar el deseo sobre su sexo, rostro, cuello y pecho, húmedos los labios fue ofreciéndole uno a uno todos los besos que se habían perdido; su hermoso cuerpo pegado al suyo, delicada y lentamente le preparó de nuevo mientras le escuchaba.

Erótica frustrado de Pierre Farel

Deseo frustrado

Desear con locura un hombre, aceptar una cita para comer con él con clara insinuación de “algo más”; vestirse para la ocasión, esperar hasta los postres sin casi degustar la comida para, finalmente, un vulgar magreo en una callejuela